top of page

LONGINES SPIRIT FLYBACK




Longines es una de las marcas más longevas de la relojería Suiza. Su fundador Auguste Agassiz en 1832 se asoció con otros relojeros para crear un taller de relojería en Saint-Imier. En aquella época, las piezas se fabricaban en las casas de los relojeros y posteriormente se montaban en el taller.

En 1852 su sobrino Ernest Francillon, se hace responsable del taller y decide convertirlo en la primera manufactura, uniendo bajo el mismo techo, a algunos de los mejores artesanos de la época. Dio un paso más y mecanizo el sistema de producción, mejorando el control de calidad. En 1857 comienza a construir la fábrica, en un terreno que localmente conocían como “Es Longines”, de ahí Ernest coge la idea para el nombre de la marca. Desde su inauguración en 1867 ha permaneció en el mismo lugar.


Fue la primera marca registrada en la Oficina Federal de propiedad Intelectual (OFPI) y posteriormente en la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual, (OMPI), donde su logo alado con cuerpo de reloj de arena, sigue siendo el registro más antiguo.




El cronógrafo Flyback fue invención de Longines.






Sus primeros modelos flyback nacen en 1925, aunque no fue reconocida su patente hasta el 16 de junio de 1936.

Un cronógrafo es una función paralela a la hora, minutos y segundos de cualquier reloj, está permite hacer mediciones parciales de tiempo, para ello suele contar con dos pulsadores paralelos a la corona del reloj, a las 2 y a las 4. El superior acciona y para la marcha del cronógrafo. El pulsador inferior, lo vuelve a la posición de cero. Todo ello supone unos 3” de tiempo para poder poner otra vez en marcha el cronógrafo. Cuando necesitamos hacer mediciones rápidas de tiempo, sobre todo en competiciones, o antiguamente, en vuelos donde debías tomar el tiempo al sobrevolar una zona, era importante la rapidez. La función flyback, como muy bien dice su nombre vuelo atrás, o regreso a cero, es una acción directa, presionando un único pulsador, la aguja regresa a cero y se pone en marcha inmediatamente, ahorrando esa pérdida de 3” que comentábamos antes y evitando cualquier posible averia por hacerlo rápido con el sistema convencional.





Esta nueva edición, se ha realizado con todo lujo de detalles, en dos versiones: con esfera negra, más vintage, ya que combina con una correa de cuero marrón, o una NATO camel. La otra versión, con esfera azul y con una correa textil, a juego, con un aspecto más vaquera. Ambos modelos, se les puede poner un brazalete metálico, ya que su estanqueidad es de 100 mts y puedes bucear con él.




Una caja de acero de 42 mm, con bisel cerámico negro, o azul según la versión. Los números arábigos de la esfera, en relieve, con un canteado bronce y rellenos de superluminova y la esfera soleil, le proporcionan una buena legibilidad, además de una estética muy elegante.

El calibre tiene una reserva de marcha de 68 horas, garantiza su anti magnetismo, gracias a la espiral de silicio que incorpora y para demostrar su fiabilidad, le incorporan la certificación COSC.




El precio es de 4.850€, para los modelos de correa de piel o tela y de 4.950€, para el brazalete metálico.


bottom of page