PATEK PHILIPPE

6301P GRANDES COMPLICACIONES

una obra de arte

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/4

el valor del tiempo

Vivo cerca de una iglesia, cada hora oigo sus campanas, que me recuerdan el valor del tiempo. Te paras, escuchas durante unos segundos, mientras cuentas 1, 2, 3, 4, 5, … ya ha pasado otra hora de este magnifico día que debo disfrutar cada segundo, porque no volverá.

En los comienzos de la relojería mecánica, allá por el siglo XIV, en las torres de edificios emblemáticas de las principales ciudades europeas, se escuchaban las horas. La diferencia con los edificios actuales, como el reloj de la Puerta del Sol de Madrid, es que los relojes no tenían había esferas, ni agujas que mostraran visualmente la hora, pero sí se podían escuchar desde kilómetros a la redonda el gong de sus campanas. Por eso, el sonido, es tan importante. La nitidez e intensidad, para poder llegar a cada rincón.

la importancia del sonido

resized_Patek-Philippe-Grande-Sonnerie-6

La sonería en Suiza, tiene un valor excepcional. Sólo se deposita la confianza de sus creaciones, a los grandes maestros relojeros. En este gremio, sólo se te consideraba maestro relojero, cuando creabas un reloj con sonería, no tanto por la complicación mecánica, si no por la complicación acústica. Puedes crear un reloj aparentemente bien hecho,  bonito, pero si suena mal, todo tu trabajo será un fracaso.

resized_6301P_001_2.jpg

la sonería

Desde sus inicios, Patek Philippe, con su nivel de exigencia, se quiso desmarcar del resto, creando piezas que demostraran su poder, haciendo lo más difícil que se puede hacer en relojería y que sólo es creado por grandes maestros, “la sonería”. Por eso en 1.839, tan sólo cuatro meses después de fundar la empresa, registró su primer reloj de bolsillo con repetición de minutos. Tras diferentes versiones e investigaciones para reducir su tamaño, es en 1916, cuando crean la primera repetición de cinco minutos, de pulsera y curiosamente, aunque en la actualidad, es una complicación que valora más el público masculino, esta versión fue creada para una muñeca femenina.

la caja

Hoy vamos a disfrutar de la experiencia, la sabiduría y la elegancia del Patek Philippe, 6301P. Esa “P”, ya nos identifica que el reloj debe ser especial, porque está fabricado en caja de platino, de 44,8 mm. Sus líneas redondeadas, desde la punta de las asas, que sujetan esa correa de aligátor negra brillante, recorrerán nuestra muñeca, de un extremo a otro, acoplándose perfectamente, por su ergonomía y limpieza. Además, incorpora, como en todos los relojes de platino, un diamante oculto entre la carrura y la correa, algo que representa la exclusividad del mismo. Este modelo también tiene otra excepción, de una nueva generación y es que lo han situado a las 12, en vez de a las 6, que era lo habitual.

6301P_001_15_edited.jpg

 El pulido de toda la parte frontal de la caja del reloj, desde ese bisel cóncavo, que actúa como un catalejo con el cristal de zafiro ligeramente abombado, permite sumergirnos en su esfera negra, perfecta, sencilla, legible. Podemos ver muchas esferas, pero no sabemos qué las hace diferentes, aunque nos gusten más. En este caso, el negro atemporal e intenso de esta esfera, se consigue con una técnica denominada “Grand Feu”, que comenzó a utilizarse en relojería a lo largo del Renacimiento.

 La traducción del francés sería gran fuego, porque es un estilo de esmaltado, muy laborioso, que muy pocos artesanos son capaces de hacer. Comienza con la preparación del metal, posteriormente, se van sucediendo capas de esmalte, que se van fijando a más de 800º centígrados de temperatura, creando una lámina lisa perfecta, que mantendrá su aspecto y color a lo largo del tiempo. 

 Los números, estilo Breguet, con un diseño de líneas curvas pulidas y ligeramente inclinadas se han realizado en oro blanco. Se fijan a la esfera, creando ese relieve que nos representa las horas.

resized_6301P_001_9_edited.jpg

grand feu

Patek-Philippe-Grande-Sonnerie-6301P-lum

las agujas

Las agujas de hora y minutos, con forma de espada, es también inusual que lleven luminiscente en las piezas creadas por la marca ginebrina y además incorporando la soneria. ¿Por qué esta incorporación? Al tener sonido para escuchar la hora, no es necesario ver la hora con ausencia de luz. El 6301P, muestra la versatilidad y actualidad colocando luminiscente en las agujas e indicadores situados encima de los números, para ahorrar energía pudiendo ver perfectamente la hora con ausencia de luz. Eso demuestra con pequeños detalles, como Patek Philippe evoluciona y se adapta a los nuevos tiempos, que cada vez más se busca el ahorro de energía, pero manteniendo su filosofía clásica y elegante.

resized_6301P_001_21.jpg

 la reserva de marcha

El segundero, descentrado, que se encuentra a las 6, en una subesfera, tiene la peculiaridad que no realiza un movimiento continuo, sino a saltos fijos y precisos, (es una de las patentes de este reloj). Este novedoso sistema, aporta un control regulable de la energía, facilitando con mayor precisión, la reserva de marcha real que tendrá el calibre.  

A las 9 y con la palabra Mouvement, podemos ver la representación gráfica de la energía que dispone el movimiento de la hora, minutos y segundos, que, en este caso, puede llegar a 72 horas. A las 3, nos encontramos con la palabra, Sonnerie, que representa la indicación de reserva de marcha de la parte más importante de este reloj, la sonería, que será de 24 horas, a pleno rendimiento, es decir, que en la función de Gran Sonería el reloj emitirá sonido cada hora y cada cuarto de hora, a lo largo de 24 horas. 

Las dos semiesferas que aparecen a las 3 y a las 9, representan el poder tecnológico de este reloj. Son dos indicaciones de reserva de marcha, que nos miran como dos ojos que guiñaran de arriba hacia abajo, con cada pequeña aguja, en oro blanco, para decirnos cual es la reserva de marcha de este reloj.

Lo más importante, destacar es que el reloj emite 3 sonidos diferentes: grave, para las horas, grave-medio-agudo, paras los cuartos y agudo, para los minutos. Esto lo realiza con 3 martillos, en vez de dos, que es lo habitual, lo que genera más consumo de energía, pero mejora la calidad y variedad de sonido.

Cuando escuchéis este reloj debéis tener en cuenta que el platino es muy noble pero mal transmisor del sonido y por lo tanto podría dificultar su calidad, pero la separación del timbre que además está anclado al calibre y no a la caja, junto a los dos cristales de zafiro por delante y por detrás hacen que escuchar este reloj sea un disfrute.

Alguien me dijo hace mucho tiempo “quien tiene un negocio lo atiende y si no lo vende”. Este es uno de los valores de excelencia de esta marca independiente. Su actual presidente, Thierry Stern se involucra personalmente en la sonería, escuchando cada una de las piezas antes de enviarlas al cliente.

funciones

resized_img_5_1800.jpg
resized_6301P_001_10.jpg

En la caja, a las 6, entre las asas, en la parte exterior de la caja, se encuentra un gatillo, protegido de cualquier impacto, o manipulación inconsciente, donde podemos elegir los 3 modos que dispone el reloj para la gestión de la sonería. En la posición central se ejecutará, la función más completa que ya hemos explicado, La Gran Sonería. Si lo desplazamos a la izquierda, ejecutará la función Pequeña Sonería.

resized_6301P_001_17.jpg

¿Cuál es la diferencia?

El reloj en este caso, emitirá las horas completas y en los cuartos, en vez de repetir la hora en la que estemos, seguido del cuarto en el que nos encontremos, como hace en la versión completa, aquí sólo emitirá el cuarto en el que se encuentra, representando los 15 minutos, 30 minutos y 45 minutos, con 1, 2, o 3 sonidos respectivamente, reduciendo así, el número de timbres y el consumo de energía. 

Para terminar, si desplazamos a la derecha el gatillo, nos aparece “el modo silencio”, mi favorito, podemos ejecutar a demanda el sonido del reloj, a través del pulsador que hay en la corona. Lo presiono y el reloj, me dirá las horas, (tono grave), los cuartos, (con los 3 timbres) y los minutos restantes, (con el timbre agudo). Si no lo utilizamos, el gasto de energía, es cero y cuando quiera disfrutar esos segundos, que me permitan conocer la hora y los minutos, con tranquilidad, podre valorar en su totalidad, con plenitud el tiempo exacto en dicho momento.

resized_6301P_001_11.jpg
resized_6301P_001_6.jpg
resized_6301P_001_7.jpg

calibre

El calibre utilizado para realizar esta exquisita pieza, es el GS 36-750 PS IRM. Me gustaría destacar, primero su compacto tamaño, tan solo 37 mm de ancho y 7,5 mm de alto, para albergar 703 piezas. Algo muy inusual en relojes de estas características ya que, además de incorporar 3 martillos que decíamos anteriormente, para la sonoridad, también ha separado la reserva de marcha del reloj y la sonería, pero incorporando dos barriletes, con sus respectivos muelles reales, colocados en serie, para cada uno de los dos sistemas de energía que tiene el reloj. Con estos cuatros barriletes, consigue una mayor eficacia y rendimiento del sistema, con un alojamiento más pequeño.

Más información aquí 

resized_6301P_001_13_edited.jpg

Como cada reloj de la manufactura, observamos grabado en el calibre su sello PP, que garantiza la excelencia de los más altos niveles de control de calidad y acabado de cada una de sus piezas, así como, la garantía a perpetuidad de sus piezas.


Patek Philippe integra grandes disciplinas en este exclusivo instrumento atemporal, como la música, el arte y la relojería, algo tan valorado y reconocido por los mejores coleccionistas a lo largo y ancho de este globo terráqueo.

excelencia