Frederique-Constant-Slimline-Monolithic-Manufacture-Groundbreaking-New-Oscillator-review-1

f

FREDERIQUE CONSTANT SLIMLINE MONOLITHIC

Llevamos muchos años hablando de nuevos diseños, materiales y formas diferentes, en relación a la relojería tradicional Suiza, pero todavía no terminábamos de encontrar una apuesta más radical en lo que se refería a la precisión. Había cambios en la lubricación, nuevos materiales como el silicio que elimina problemas de desgaste y sobre todo soluciona otro problema de los relojes mecánicos, cuando se encuentran cerca de campos magnéticos, los cuales provocaban una aceleración o “locura” de los mecanismos. Pero se sigue utilizando el mismo sistema que el principio de "volante con espiral y escape", que inventó el científico holandés Christiaan Huygens en 1675.

Esa tradicional alternancia del tic-tac que solemos oír en los relojes mecánicos y que siempre decimos que es como el corazón, o lo que da ritmo al movimiento. Esas oscilaciones de un reloj mecánico tradicional, llevan trabajando muchos años en general a 28.800 alternancias hora.  Siempre que se ha reducido velocidad hemos perdido precisión o se ha tenido que compensar con otros sistemas para lograr la estabilidad adecuada. Si aumentábamos la velocidad conseguíamos más precisión, pero sufríamos más desgaste y consumo de energía.  Por lo tanto, el 98% de las marcas de prestigio y los fabricantes de calibres estandarizaron las 28.800 alternancias, 4 hz, como la mejor opción.

Hace unos años más concretamente en el 2012, nace un startup dentro la Universidad Tecnológica de Delft con el nombre de Flexous Mechanisms. Es la única empresa independiente especializada en el diseño y desarrollo de mecanismos flexibles para relojería.

El 14 de septiembre del 2017, La División de Relojes LVMH y su Instituto de Ciencia de Investigación y Desarrollo, la Universidad Tecnológica de Delft, Flexous Mechanisms se habían unido para desarrollar una tecnología de reguladores completamente nueva. El nuevo regulador no tenía espiral, ni volante, sino un oscilador que ocupa el fondo de la esfera y no necesitaba lubricación, porque era de silicio y no tenía fricción. Lo más interesante: su precisión igual a un segundo cada 24 horas, consiguiendo el reloj mecánico más preciso de la historia, aunque podía sufrir alteraciones por la gravedad y temperatura.

LO MÁS INTERESANTE: SU PRECISIÓN IGUAL A UN SEGUNDO CADA 24 HORAS, CONSIGUIENDO EL RELOJ MECÁNICO MÁS PRECISO DE LA HISTORIA.

Ese sistema se colocó en un reloj de la marca Zenith, en el modelo Defy. En la actualidad, en el DEFY EL PRIMERO 21, utiliza este sistema que trabaja a 36.000 oscilaciones por hora, a 5 hz, aunque su cronógrafo de centésimas de segundo, puede trabajar a 360.000 oscilaciones hora, 50 Hz. Esta velocidad debido al gran tamaño solo está pensada para cortos intervalos de tiempo en el uso del cronógrafo.

Frederique Constant, manufactura ginebrina fundada en 1988 por el matrimonio Peter y Aletta Stas, tenía un objetivo claro: democratizar la relojería suiza con relojes de calidad a un precio muy asequible. En la actualidad cuentan con más de 29 calibres propios. Con su último lanzamiento apuestan por la sustitución del volante y escape tradicional apostando también por un oscilador, dando un salto y captando el interés de todas las conversaciones. Como hicieron en 2015, cuando crearon el primer smartwatch suizo que nos permitía conocer el estado de nuestro reloj mecánico; si hablásemos de personas correspondería a nuestro análisis de sangre. Con esa información podíamos prevenir roturas.

2021 para Frederique Constant, se convierte en una doble apuesta lanzar nuevos productos tecnológicos y romper con la monotonía de la relojería tradicional. A diferencia del resto del mercado conservador por la situación de crisis provocada por la pandemia del covid-19, la marca ginebrina lanza Slimline Monolithic. Un nuevo calibre que trabaja a 288.000 oscilaciones/hora, 40 hz, es decir, 10 veces más rápido que los mecánicos estándar. Garantiza que su velocidad no influye en el desgaste, pero sí aporta tanta precisión que no hay ningún aparato en el mercado actualmente que lo pueda medir. Su ajuste es tan rápido que se tienen que utilizar cámaras láser que toman 250.000 imágenes por segundo para calcular la tasa promedio en segundos por día y así poder ajustarlo. Se elimina también lubricación utilizando ese material que Omega lanzó hace unos años y que mucha gente cuestionó su eficacia, a pesar de que en la actualidad es el mejor material antimagnético que se coloca en la mayoría de las componentes que buscan esa precisión, “el silicio”, flexible, resistente y duradero.

Frederique_Constant_FC-810MCN3S6_Photo©Eric_Rossier_PR_1_SD
FC_WEB_Monolithic_2021_IG_Post_12

FREDERIQUE CONSTANT, FUNDADA POR EL MATRIMONIO PETER Y ALETTA STAS TENÍAN UN OBJETIVO CLARO, DEMOCRATIZAR LA RELOJERÍA SUIZA CON RELOJES DE CALIDAD A UN PRECIO ASEQUIBLE.

¿Cómo surgió la idea?

Una reunión entre Peter Stas, cofundador y ex CEO de Frederique Constant, y el Dr. Nima Tolou, fundador y CEO de Flexous, provoco el comienzo del desarrollo de este nuevo oscilador. Los objetivos técnicos de la marca eran:

Un tamaño similar al volante tradicional para que cupiera dentro de un movimiento estándar con pequeños ajustes, lo que ha permitido colocarlo en un reloj con caja de 40 mm. La frecuencia más alta posible, 288.000 oscilaciones/hora. Una reserva de marcha de 80 horas y algo muy importante para Frederique Constant, una fórmula rentable de fabricación de cantidades importantes a un precio razonable.

Frederique-Constant-Monolithic-Oscillator-3.jpg
Diapositiva7.PNG

¿Qué tiene de especial Slimline Monolithic?

Deseo cumplido, el oscilador que sustituye 26 piezas del calibre tradicional, mide 9,8 mm de diámetro y 0,3 mm de espesor. Un volante tradicional, para ser estable y que tenga buena marcha, suele tener una amplitud de 300º, mientras que el monolithic, solo necesita 6º. El material es muy importante de silicio mono cristalino, lo que le convierte en 100% antimagnético, más resistente a los cambios de temperatura y gravedad. Además, es 4 veces más ligero. Esto genera una reducción de energía de 2,5 veces menos para el mismo trabajo, consiguiendo 80 horas de reserva de marcha. Para terminar el silicio no necesita lubricación, lo que nos garantiza una mayor durabilidad en el tiempo, como sabemos uno de los problemas de los relojes mecánicos tradicionales, suele ser el desgaste de las piezas a lo largo del tiempo por la evaporación o secado de sus lubricantes, si queremos hacer un símil con el aceite de los coches, con el tiempo hay que cambiarlo para que recuperen sus propiedades y eviten la fricción entre los metales.

Este nuevo lanzamiento se ha colocado en una de las piezas más clásicas y tradicionales de la marca ginebrina el Slimline, con caja de 40 mm en dos versiones acero y oro rosa. La esfera en dos colores azul o plateada, con grabados en guilloché, números romanos y agujas tipo Breguet. A las 12 un disco de calendario a las 6 su producto estrella, apertura de la esfera para mostrar el oscilador que viaja a 288.000 oscilaciones/hora. Por la parte de atrás descubrimos este nuevo calibre FC-810 con diferentes decoraciones de perlado y coté de Geneva.

Frederique-Constant-Slimline-Monolithic-Manufacture-Groundbreaking-New-Oscillator-review-7

Esta nueva apuesta ha sido creada en edición limitada a 810 piezas en las versiones de acero, con un precio de 4.495€ y en su versión de oro rosa de tan solo 81 piezas a 14.995€ 

Esta nueva iniciativa supone una gran cantidad de opiniones y polémicas dentro de la relojería tradicional, pero siempre que se produce un gran cambio los conservadores del sector, no lo conciben, recordemos cuando IWC lanzó el Portugués, o Audemars Piguet, su Royal Oak, dos iconos actuales de la relojería, en su momento fueron rechazados por su tamaño, o por su diseño tan diferente a los cánones tradicionales de la época.

En mi humilde opinión, creo que es un gran cambio y que supondrá una nueva evolución que más marcas seguirán con el tiempo. Una línea que busca la precisión mecánica y nuevos sistemas de medición más precisos. Un nuevo mercado de oportunidades para quien quiera aprovecharlas.

Enhorabuena Frederique Constant por una apuesta de futuro, os deseo mucho éxito.

Para más información pulsa aquí